Relatos Porno

Esta historia es verídica, y sucedió durante la primavera de 2014.

Soy un hombre de 23 años, estudio y trabajo, de complexión delgada, con novia y por supuesto, heterosexual. A pesar de eso, y desde los 18, he tenido dentro de mí una especie de deseo irrefrenable: mamar pollas.  No sé exactamente cómo ocurrió, simplemente un día me apetecía hacerlo, y me pajeaba pensando que lo hacía, que me follaban la boca y se corrían dentro de mí.

Por supuesto, empecé a dudar sobre mi sexualidad, a pesar de que la excitación que me producían las mujeres era más que evidente. Al cabo de varios meses di por concluido que, extrañamente, de los hombres sólo me pone sus pollas.

De acuerdo, sigo siendo heterosexual, pero quiero comer pollas. ¿A dónde voy? Lo primero que se me pasó por la cabeza era ir a una discoteca gay y probar suerte allí. ¿Ir sólo a una discoteca, que es gay, y encima exponerme a que alguien conocido me viera? Deseché esa opción tan rápidamente como pude.

Seguir leyendo el relato porno »

Bookmark and Share
1 septiembre, 2014

Siempre he sido una mujer conservadora. En realidad no en el sentido de una mujer reprimida, sino porque tengo poca imaginación, y tampoco me he encontrado con gente que me propusiera cosas fuera de lo común.

Supongo que también juega un papel el apetito sexual. El mio funciona como un condensador: me paso hasta semanas sin pensar demasiado en sexo, incluso tengo que fingir disposición para satisfacer a mi marido. A él le gusta, o al menos le es suficiente, pero yo siempre me quedo con la sensación de que es un poco robótico todo. Y luego están las otras semanas, sin saber porque, y sin tener demasiada relación con nada más, se despierta un apetito sexual voraz. Tengo ganas a todas horas. Y, pasados unos días, sin motivo aparente, vuelve a empezar el mismo ciclo.

No es que estas pulsiones no me hallan creado problemas. Mis novios de muy joven se asustaban un poco, pasaban de estar con esa chica tímida y comedida a estar practicamente con una ninfómana.

Seguir leyendo el relato porno »

Bookmark and Share

Julia: no me hagas reír Fernanda – ya estaba molesta – a ti no te importa el bienestar de nadie, es mas porque no le cuentas que sucedió en casa de tu primita Vanesa, porque no le comentas lo que hiciste para vengarte de ella y no lo niegues, porque ahora entiendo perfectamente que lo hiciste por venganza y yo creyendo en las mentiras que decías – ahora me dirigía a dani- Daniela sabes que te quiero, que te amo con el alma, que eres como una hermana para mi, quiero que sepas que nunca estuve de acuerdo en ocultarte lo que pasaba en tu relación y si te lo oculte fue porque me hicieron creer otra cosa, pero ahora mismo FERNANDA te explicara todo, ¿verdad Fernanda? –la mire fijamente-

Jessica: chicas estamos en una discoteca ¿o se les olvido? Las personas vienen a disfrutar y pasarla bien, no ha confesar secretos –intentaba calmar la situación –

Dani: tienes razón Jessica – tome por el brazo a Fernanda,  y la saque del lugar en compañía de julia – ahora tú me vas a explicar ¿qué está pasando?

Seguir leyendo el relato porno »

Bookmark and Share
29 agosto, 2014

Hola lectores de TodoRelatos! Mi nombre es Soledad, tengo 19 años y soy de Argentina, soy morena, tengo un cuerpo de contextura normal, pero lo que mas me gusta de el son mis pechos, tengo una talla de corpiño 120 y no hay corpiños que me entren como corresponde por eso no los uso.

lo que les relatare es algo que me sucedio con un masajista, que me atendia en su consultorio cerquita de casa. El es un hombre de estatura media, unos cincuenta años, canoso y de aspecto muy cuidado, muy buen fisico.

Seguir leyendo el relato porno »

Bookmark and Share
26 agosto, 2014

Era un día gris y lluvioso, no se veía a nadie por la calle y yo estaba aburrida en casa.

Decidí que quería sorprender a mi chico, así que me puse unas braguitas y un sujetador

negro de encaje preciosos y muy sugerentes, me coloqué el abrigo largo, me enfundé un

unos taconazos negros de vértigo y salí rumbo a la oficina.

 

Ni siquiera sentía el frío de lo cachonda que estaba simplemente pensando en lo que iba

a suceder en unos minutos, cuando llegué, fui directa a su despacho y toque suavemente

a la puerta, cuando escuche esa voz varonil diciendo adelante se me puso el vello de

punta y los pezones se despertaron.

Seguir leyendo el relato porno »

Bookmark and Share
26 agosto, 2014

Tenía 18 años cuando mi madre falleció en un accidente de tránsito. Como la relación con mi padre era bastante mala, me fui de la casa en busca de nuevos horizontes, ya que no soportaba su presencia, más aún creyendo que él habia sido el culpable del accidente y muerte de mi madre.

Mi vida fue de tumbo en tumbo durante casi dos años y medio, hasta que pude estabilizarme. Asi transcurrió por unos  años.

Mi padre era en ese entonces, un hombre joven de unos 36 años, me habían tenido muy jóvenes. Como consecuencias de la muerte de mi madre, él se busco otra pareja para rehacer su vida sentimental. El era un abogado de mucho prestigio y por ende muy adinerado. Vivía con grandes lujos en unos de los suburbios más elegantes de la ciudad junto con su nueva joven y bella esposa. Eso era todo lo que sabia acerca de él.

Un día recibí una llamada telefónica, en la cual me informaban que mi padre habia fallecido en un accidente de tránsito. La historia se repetía, pero ahora era él la victima y su esposa estaba hospitalizada en estado delicado pero estable. A todo esto, le agradecí a quien me habia llamado y cerré.

Seguir leyendo el relato porno »

Bookmark and Share
22 agosto, 2014

Juan empieza una nueva etapa, un nuevo trabajo, nuevos retos. Fue reclutado por un bufete internacional de abogados, después de conocer sus habilidades como abogado en litigios internacionales. Sus primeros trabajos los hace junto a una abogada de gran experiencia, Catalina, la cual estaba radicada en un país extranjero.

Con Catalina compartió mucho tiempo y viajes fuera del país para trabajar con clientes especiales, hicieron un excelente grupo de trabajo. Ambos compaginan mucho, se hicieron muy buenos amigos. Cuando Catalina visita el país de Juan, esta conoce a Mishelle esposa de Juan, de inmediato se hacen muy buenos amigos hay buena química ya que es muy fácil tratar con Catalina.

Un día, Catalina confiesa a Juan, que ella y su esposo son parte de un grupo Swinger en su país. Una noticia fascinante, pero sobre todo muy conveniente, pues compagina perfectamente con la forma de vida que en ese entonces Mishelle y Juan llevaban.

Seguir leyendo el relato porno »

Bookmark and Share

Aquella tarde fui a nadar a la piscina de mi pueblo, como cada miércoles. Suelo ir sobre las ocho, que es cuando menos gente hay y puedo nadar sin ir pendiente de los demás. Entré en los vestuarios y me dirigí al lugar donde suelo cambiarme, pero para mi sorpresa ya había una bolsa con ropa allí, así que dejé la mía en el banco de enfrente. Me desnudé y me puse el bañador, las gafas y el gorro. Siempre me han excitado mucho los vestuarios y duchas comunes, ver otros chicos desnudos paseándose sin ningún pudor. Por desgracia, a la piscina de mi pueblo suelen ir hombres y mujeres mayores. Aclaro que tengo 20 años y hasta ese día sólo había tenido relaciones con chicas, pero hacía tiempo que me sentía físicamente atraído por chicos, por lo que me considero bisexual.

Una vez estuve listo me dirigí a la piscina. Estaba bastante llena para ser tan tarde. Había cuatro o cinco hombres y otras tantas mujeres.  En uno de los carriles tan sólo había una mujer nadando, así que me metí en ese, pero enseguida me fijé que en el carril de al lado había un joven de unos 23 años que estaba bastante bueno. No era muy alto – tal vez 1,75 – pero tenía una espalda muy ancha y fuerte y unos brazos bastante musculados. Al comenzar a nadar pude observar sus marcados abdominales y su enorme paquete, que se notaba mucho gracias a su ajustado bañador. En todo el tiempo que estuve nadando no pude parar de fijarme en él. Cada vez que nos cruzábamos le echaba una mirada a todo su cuerpo.

Seguir leyendo el relato porno »

Bookmark and Share

Hola que tal soy Fernando de Jalisco mexico esta historia me sucedio cuando estaba en la secundaria tenia apenas 18 años yo en ese momento era un muchacjo alto para mi edad moreno claro que sobresalia de mis amigos tenia una novia a la cual solo habia besado y toqueteado un poco pero jamas habia tenido relaciones solo habia visto revistas y me acababa a pajas, como cualquiera de mi edad ,tenia una maestra que nos daba ingles de unos 27 años alta como de uno 1 75cm la cual tenia una cara bonita pero estaba gordibuena pero lo que mas no llamaba la atencion eran sus chiches que eran enormes tanto asi que la llamamos la chicher en lugar de la ticher , todos nos calentabamos con ella pero parecia que yo le llamaba la atencion por que el ingles se me daba , en alguna ocasion me cito en la tarde ya que en la escuela ella daba clases en la tarde y me dijo que si le ayudaba a calificar examenes de otro salon yo acepte , por lo que fui en la tarde de pants y camisa ligera ella me sorprendio por que traia falda y nunca se ponia ,cuando llegue habia algunos

Seguir leyendo el relato porno »

Bookmark and Share

Esta historia es completamente real. Antes
les contare que somos de Bolivia
un gran país situado al centro de Sud América.


Sucedió el sábado pasado. Tengo mi mujer que no es ninguna escultura
pero
estoy con ella hace ya bastante tiempo. Ella mide 1.70m es algo gordita como
algunas de las gorditas que aparecen en tu portal. Yo mido 1.80 de pelo
castaño ojos claros y buen cuerpo pues hago gimnasio.


El sábado pasado salimos y luego de un par de cervezas ella me sugirió
ir a
un lugar más tranquilo, yo la lleve a un motel donde la desnude y le
bese la
concha durante varios minutos, luego le comencé a hablar sobre antiguas
relaciones y ella me dijo que le contara sobre si su concha tiene sabor
agradable y si sus tetas son grandes por cierto sus tetas son de un tamaño
grande con pezones grandes y cafes. Me dijo que quería que la culée
(folle)
como si fuera una de mis anteriores amantes entonces yo le dije que será
por
esa noche mi puta y ella contesto no solo seré tu puta sino que soy tu
perra
y repetía sin parar soy tu perra, soy tu puta. También comenzó
a decirme tu
eres mi macho y tienes la verga mas grande que me han metido hasta ahora y
tus testículos son grandes pues no entran en mi mano son grandes. Por
cierto
mi verga mide 22 cm de largo y 3cm de diámetro, y tengo los testículos
completamente afeitados lo que a ella la excita cuando me los mira. También
gritaba meteme hasta tus huevos me encantan los testículos afeitados,
y yo
me movía como loco encima de ella metiéndole mi pene y haciéndola
gritar,
ella gritaba como una loca estaba contenta tirando como si fuera una loca.


Primero estábamos en la posición normal, pero fuimos cambiando
varias
posiciones e hicimos una realmente espectacular ella se monta encima mío
con
las piernas abiertas y gira tomando como eje mi verga y su punto central su
concha con mi verga bien clavada en ella.


Mientras yo me la tiraba (follaba) ella decía es la verga mas grande
que me
han metido, en eso yo como la veía tan excitada aproveche para decirle
que
tengo tres deseos sexuales y los mismos eran meterle mi verga por el culo,
el segundo es que ellas se vista como una puta y que consiga un amante para
que hagamos un trío, a lo que ella accedió y me dijo esta noche
seré tu puta
y la próxima semana me vestiré como una puta y saldremos a la
calle juntos a
recoger al hombre de la esquina (el hombre de la esquina es un muchacho de
20 años que cobra por servicios prestados a las mujeres este muchacho
de
buena pinta excita de sobre manera a mi mujer, ya la molesto varias veces),
es un deseo sexual que tengo el ver lo que se follan a mi mujer en mi
presencia. Bueno pero prosiguiendo nuestro relato me levante y le dije
bueno perra levanta tu culo acerque mi boca y se lo lamí como un poseído
metiendo mi lengua por su ojete y escupiéndole lo mas que podía
para
dejárselo completamente mojado aproveche de meterle un dedo para dilatárselo
y ella en ese momento (yo pensé que no sabía) pero me dijo agarra
el
lubricante que esta sobre la mesa y lubrica mi culo y tu verga me puse el
lubricante a la verga y luego a su ojete y se lo metí ella grito soy
una
perra dame mas potro lléname el culo con tu leche caliente méteme
tus dedos
a mi concha yo le metí los dedos a la concha y comencé a eyacular
en su ano.


Me quede prendido un momento y luego ella estiro su culo sacando de un solo
jalón mi verga se dio la vuelta y me dijo bueno potro de ahora en adelante
serás mi semental mi macho y tendrás que meterme tu verga a mi
concha me
lamió mi verga hasta limpiarla de semen que por cierto tenia una tonalidad
café ustedes se darán cuenta el porque, me la chupo como una loca
hasta que
se recupero y volvió a engrosar y pararse se la metió a su concha
que
estaba poco lubricada y entonces se puso a gritar viólame agarráme
las manos
y golpea mi concha con tu verga, en eso yo comencé a decirle ahora verás
puta te voy a coger como una perra, ella soltó su mano y comenzó
a golpearme
mis nalgas y se puso a gritar quiero tu leche caliente en mi concha potro
muévete potro, eres mi semental, y metió dos dedos en mi ano lo
que hizo que
tenga una corrida espectacular y llene su concha de semen.


Paso un momento se paro y vi como salía semen por sus dos orificios.


Terminamos bañándonos en la ducha y en eso me dijo que ella dijo
que
realmente uno de sus deseos sexuales es también comportarse como una
prostituta, pero que quería que le afeitase la concha y me sorprendió
al
decirme que en su cartera traía los implementos para que le afeite los
pelos de la concha yo fui a traer los implementos y le afeite los pelos de
su vagina dejándola completamente desnuda con su hueco concha desprotegida
a
merced de cualquier macho que quiera follarla. Luego le di una mamada de
campeonato haciéndola correr nuevamente y saboreaba sus jugos que eran
una
mezcla de jabón de afeitar, semen y líquidos vaginales. Por cierto
luego
ella me masturbo con su boca pues mi nueva erección era realmente tremenda
termine eyaculando esta vez en su boca, ella se trago todo el semen como si
fuera una perra.


Luego me dijo que me preparase porque el próximo fin de semana me iba
esperar vestida como una puta y que quería que la saludase con besos
en las
tetas y que esa noche no podré besarla en la boca sino en sus tetas como
a
una verdadera prostituta y ella después verá como le pago sus
servicios
prestados a ella y su amante (creo que será el muchacho de la esquina)
para
el trío.


A ver si la próxima semana tengo suerte y veo realizados mis deseos
sexuales ya les contaré.

 
Besos
Alberto

Bookmark and Share