Relatos Porno

22 agosto, 2014

Juan empieza una nueva etapa, un nuevo trabajo, nuevos retos. Fue reclutado por un bufete internacional de abogados, después de conocer sus habilidades como abogado en litigios internacionales. Sus primeros trabajos los hace junto a una abogada de gran experiencia, Catalina, la cual estaba radicada en un país extranjero.

Con Catalina compartió mucho tiempo y viajes fuera del país para trabajar con clientes especiales, hicieron un excelente grupo de trabajo. Ambos compaginan mucho, se hicieron muy buenos amigos. Cuando Catalina visita el país de Juan, esta conoce a Mishelle esposa de Juan, de inmediato se hacen muy buenos amigos hay buena química ya que es muy fácil tratar con Catalina.

Un día, Catalina confiesa a Juan, que ella y su esposo son parte de un grupo Swinger en su país. Una noticia fascinante, pero sobre todo muy conveniente, pues compagina perfectamente con la forma de vida que en ese entonces Mishelle y Juan llevaban.

Seguir leyendo el relato porno »

Bookmark and Share

Aquella tarde fui a nadar a la piscina de mi pueblo, como cada miércoles. Suelo ir sobre las ocho, que es cuando menos gente hay y puedo nadar sin ir pendiente de los demás. Entré en los vestuarios y me dirigí al lugar donde suelo cambiarme, pero para mi sorpresa ya había una bolsa con ropa allí, así que dejé la mía en el banco de enfrente. Me desnudé y me puse el bañador, las gafas y el gorro. Siempre me han excitado mucho los vestuarios y duchas comunes, ver otros chicos desnudos paseándose sin ningún pudor. Por desgracia, a la piscina de mi pueblo suelen ir hombres y mujeres mayores. Aclaro que tengo 20 años y hasta ese día sólo había tenido relaciones con chicas, pero hacía tiempo que me sentía físicamente atraído por chicos, por lo que me considero bisexual.

Una vez estuve listo me dirigí a la piscina. Estaba bastante llena para ser tan tarde. Había cuatro o cinco hombres y otras tantas mujeres.  En uno de los carriles tan sólo había una mujer nadando, así que me metí en ese, pero enseguida me fijé que en el carril de al lado había un joven de unos 23 años que estaba bastante bueno. No era muy alto – tal vez 1,75 – pero tenía una espalda muy ancha y fuerte y unos brazos bastante musculados. Al comenzar a nadar pude observar sus marcados abdominales y su enorme paquete, que se notaba mucho gracias a su ajustado bañador. En todo el tiempo que estuve nadando no pude parar de fijarme en él. Cada vez que nos cruzábamos le echaba una mirada a todo su cuerpo.

Seguir leyendo el relato porno »

Bookmark and Share

Hola que tal soy Fernando de Jalisco mexico esta historia me sucedio cuando estaba en la secundaria tenia apenas 18 años yo en ese momento era un muchacjo alto para mi edad moreno claro que sobresalia de mis amigos tenia una novia a la cual solo habia besado y toqueteado un poco pero jamas habia tenido relaciones solo habia visto revistas y me acababa a pajas, como cualquiera de mi edad ,tenia una maestra que nos daba ingles de unos 27 años alta como de uno 1 75cm la cual tenia una cara bonita pero estaba gordibuena pero lo que mas no llamaba la atencion eran sus chiches que eran enormes tanto asi que la llamamos la chicher en lugar de la ticher , todos nos calentabamos con ella pero parecia que yo le llamaba la atencion por que el ingles se me daba , en alguna ocasion me cito en la tarde ya que en la escuela ella daba clases en la tarde y me dijo que si le ayudaba a calificar examenes de otro salon yo acepte , por lo que fui en la tarde de pants y camisa ligera ella me sorprendio por que traia falda y nunca se ponia ,cuando llegue habia algunos

Seguir leyendo el relato porno »

Bookmark and Share

Esta historia es completamente real. Antes
les contare que somos de Bolivia
un gran país situado al centro de Sud América.


Sucedió el sábado pasado. Tengo mi mujer que no es ninguna escultura
pero
estoy con ella hace ya bastante tiempo. Ella mide 1.70m es algo gordita como
algunas de las gorditas que aparecen en tu portal. Yo mido 1.80 de pelo
castaño ojos claros y buen cuerpo pues hago gimnasio.


El sábado pasado salimos y luego de un par de cervezas ella me sugirió
ir a
un lugar más tranquilo, yo la lleve a un motel donde la desnude y le
bese la
concha durante varios minutos, luego le comencé a hablar sobre antiguas
relaciones y ella me dijo que le contara sobre si su concha tiene sabor
agradable y si sus tetas son grandes por cierto sus tetas son de un tamaño
grande con pezones grandes y cafes. Me dijo que quería que la culée
(folle)
como si fuera una de mis anteriores amantes entonces yo le dije que será
por
esa noche mi puta y ella contesto no solo seré tu puta sino que soy tu
perra
y repetía sin parar soy tu perra, soy tu puta. También comenzó
a decirme tu
eres mi macho y tienes la verga mas grande que me han metido hasta ahora y
tus testículos son grandes pues no entran en mi mano son grandes. Por
cierto
mi verga mide 22 cm de largo y 3cm de diámetro, y tengo los testículos
completamente afeitados lo que a ella la excita cuando me los mira. También
gritaba meteme hasta tus huevos me encantan los testículos afeitados,
y yo
me movía como loco encima de ella metiéndole mi pene y haciéndola
gritar,
ella gritaba como una loca estaba contenta tirando como si fuera una loca.


Primero estábamos en la posición normal, pero fuimos cambiando
varias
posiciones e hicimos una realmente espectacular ella se monta encima mío
con
las piernas abiertas y gira tomando como eje mi verga y su punto central su
concha con mi verga bien clavada en ella.


Mientras yo me la tiraba (follaba) ella decía es la verga mas grande
que me
han metido, en eso yo como la veía tan excitada aproveche para decirle
que
tengo tres deseos sexuales y los mismos eran meterle mi verga por el culo,
el segundo es que ellas se vista como una puta y que consiga un amante para
que hagamos un trío, a lo que ella accedió y me dijo esta noche
seré tu puta
y la próxima semana me vestiré como una puta y saldremos a la
calle juntos a
recoger al hombre de la esquina (el hombre de la esquina es un muchacho de
20 años que cobra por servicios prestados a las mujeres este muchacho
de
buena pinta excita de sobre manera a mi mujer, ya la molesto varias veces),
es un deseo sexual que tengo el ver lo que se follan a mi mujer en mi
presencia. Bueno pero prosiguiendo nuestro relato me levante y le dije
bueno perra levanta tu culo acerque mi boca y se lo lamí como un poseído
metiendo mi lengua por su ojete y escupiéndole lo mas que podía
para
dejárselo completamente mojado aproveche de meterle un dedo para dilatárselo
y ella en ese momento (yo pensé que no sabía) pero me dijo agarra
el
lubricante que esta sobre la mesa y lubrica mi culo y tu verga me puse el
lubricante a la verga y luego a su ojete y se lo metí ella grito soy
una
perra dame mas potro lléname el culo con tu leche caliente méteme
tus dedos
a mi concha yo le metí los dedos a la concha y comencé a eyacular
en su ano.


Me quede prendido un momento y luego ella estiro su culo sacando de un solo
jalón mi verga se dio la vuelta y me dijo bueno potro de ahora en adelante
serás mi semental mi macho y tendrás que meterme tu verga a mi
concha me
lamió mi verga hasta limpiarla de semen que por cierto tenia una tonalidad
café ustedes se darán cuenta el porque, me la chupo como una loca
hasta que
se recupero y volvió a engrosar y pararse se la metió a su concha
que
estaba poco lubricada y entonces se puso a gritar viólame agarráme
las manos
y golpea mi concha con tu verga, en eso yo comencé a decirle ahora verás
puta te voy a coger como una perra, ella soltó su mano y comenzó
a golpearme
mis nalgas y se puso a gritar quiero tu leche caliente en mi concha potro
muévete potro, eres mi semental, y metió dos dedos en mi ano lo
que hizo que
tenga una corrida espectacular y llene su concha de semen.


Paso un momento se paro y vi como salía semen por sus dos orificios.


Terminamos bañándonos en la ducha y en eso me dijo que ella dijo
que
realmente uno de sus deseos sexuales es también comportarse como una
prostituta, pero que quería que le afeitase la concha y me sorprendió
al
decirme que en su cartera traía los implementos para que le afeite los
pelos de la concha yo fui a traer los implementos y le afeite los pelos de
su vagina dejándola completamente desnuda con su hueco concha desprotegida
a
merced de cualquier macho que quiera follarla. Luego le di una mamada de
campeonato haciéndola correr nuevamente y saboreaba sus jugos que eran
una
mezcla de jabón de afeitar, semen y líquidos vaginales. Por cierto
luego
ella me masturbo con su boca pues mi nueva erección era realmente tremenda
termine eyaculando esta vez en su boca, ella se trago todo el semen como si
fuera una perra.


Luego me dijo que me preparase porque el próximo fin de semana me iba
esperar vestida como una puta y que quería que la saludase con besos
en las
tetas y que esa noche no podré besarla en la boca sino en sus tetas como
a
una verdadera prostituta y ella después verá como le pago sus
servicios
prestados a ella y su amante (creo que será el muchacho de la esquina)
para
el trío.


A ver si la próxima semana tengo suerte y veo realizados mis deseos
sexuales ya les contaré.

 
Besos
Alberto

Bookmark and Share

Hacia una semana que no veía a Bea, había ido a pasar las navidades con su padre. Hablando por teléfono me había contado que se había liado con un chico, él era el hijo del que se encargaba de arreglar la casa de su padre. Había vivido la historia con ella contándomela por teléfono.

Como habíamos planeado iba a pasar una semana con ella en casa de su padre al que no conocía. Pero que había aceptado que fuera una amiga.

Dos días antes de ir su padre la había cazado con José, su ya noviete y en contra de lo pensado lo llevaba más o menos bien.

Llegué por la mañana  y Bea con la efusividad de siempre me saludo con un abrazo y media hora después tras haberle conocido veía como ambos se besaban en la cafetería donde estábamos.

Cuando regresamos a la casa y baje a abrir la verja pensé en la suerte que tenia de vivir en un sitio así, vi otra vez la enorme casa de campo de dos plantas cubierta de piedra y rodeada de jardines.

-Es preciosa, que suerte tiene tu padre

Seguir leyendo el relato porno »

Bookmark and Share
18 agosto, 2014

Han pasado 5 años, desde el nacimiento de mis hijos, sanos y fuertes, les he puesto los nombres de Alfredo y Raquel, están alejados de la casa madre en una Institución especial, yo vivo con ellos en dicha institución, cuidándoles y dándoles el cariño de una madre.

 

Estela ha sido operada con éxito y fecundada con mi esperma, así  estamos más unidas, ha tenido un niño y le puso Alejandro.

 

Fuimos un día a ver a Diana, comprobamos los registros de su trabajo, cada año había tenido 65.700 coitos vaginales a razón de 36 al día, 76.650 coitos anales a razón de 42 diarios y había efectuado 584.000 felaciones a 320 diarias.

Desde que llego al prostíbulo, se le daba en la bebida, una droga para que estuviese excitada sexualmente todos los días, al principio para estar más atractiva solamente llevaba puesto una mini tanga hilo dental, que te tapaba solamente la raja del coño y unos cubre pezones, pero en la actualidad por su estado ya no llevaba nada.

Seguir leyendo el relato porno »

Bookmark and Share
13 agosto, 2014

Ella se deja caer la piel sobre la cama. A veces se la arranco a jirones.

Hoy la veo desgarrarse el rostro en súplicas de un perdón que no sé si merece.

Pero no pienso ni demasiado ni lo suficiente en ello. Soy incapaz de concentrarme. Mi mente flota sobre cuencos de ideas sin decantarse en alguno de ellos.

Cuando la voz de la habitación, entonada en el silencio, me alcanza los oídos, percibo mis ojos detenidos seriamente en el ventanal hacia la playa.

Mis puños apretados son el preámbulo al dolor verdaderamente importante.

Las huellas de sus francas lágrimas parecen escocerle las mejillas.

Miro pues, de frente a sus ojos, su alma impaciente de palabras que mi boca está negada a pronunciar.

Seguir leyendo el relato porno »

Bookmark and Share

Volví a caer en el pozo de mis pensamientos. Me di cuenta de que el vínculo entre mi madre y Eddie iba más allá del sexo, Eddie era posesivo, dominante y lujurioso pero en parte la quería, o eso me parecía. Ella tenía una entereza increíble, se recuperó de lo sucedido, impidió que nos dejásemos llevar por el puro instinto de matar, y arregló la situación. Mi madre me parecía ahora más mujer que nunca, la había visto entregada a su amante, después rota, violada y ahora dura como el acero. Nunca antes había advertido esa facetas, esas caras del diamante en bruto que era. Pero en mi mente coleaba la última, la fuerte, la dura, me encantan las mujeres duras. Fue allí, en ese instante, debajo del agua cuando me masturbe a su salud, no a la escena de sexo como otras veces, no fue por ella, con ella, no por su tremendo cuerpazo, no fue ella, con ella.

CONTINUARÁ

Seguir leyendo el relato porno »

Bookmark and Share

Ya no sabía cómo darle vueltas a todo lo que había ocurrido para ponerlo en orden dentro de mi cabeza. Tendría que esperar a que Juan Luis llegara a casa después del trabajo, comentarle lo que había oído y manifestarle mis intenciones. Tampoco sabía si a él iba a disgustarle que siguiera pensando en alguien que, aparentemente, me había hecho tanto daño. Sólo me quedaba esperar acontecimientos.

Almorcé poco en un restaurante económico que había junto al mercado. Bebí vino, y quizá, un poco más de la cuenta. Volví a casa recorriendo las aceras de lado a lado. No me encontraba muy mal y, aunque no había olvidado a Fidel, lo recordaba en los momentos más agradables. Me había hecho demasiado feliz como para olvidarlo por un cúmulo de malentendidos.

Me mojé la cabeza con agua fría cuando llegué a casa, sequé bien mis cabellos y me eché en la cama completamente desnudo.

Soñé una mezcla de historias pasadas y de historias futuras. Fidel era siempre el protagonista de todo lo que pasaba por mi mente. En cierto momento desperté angustiado; consciente o inconscientemente. Me dijeron una vez que el sueño no es un estado de inconsciencia y que nosotros mismos censuramos nuestros sueños. El hecho de despertar a veces, angustiado por una pesadilla, significa que la censura que vigila, considera demasiado peligrosa la situación y no cree ya poder dominarla.

Seguir leyendo el relato porno »

Bookmark and Share

Pasaron varios días y aun seguíamos hablando de lo ocurrido. Todos descubrimos facetas nuevas en nuestra manera de disfrutar del sexo.

Jorge abrió un nuevo abanico incorporando a su vida el sexo con mujeres, Lidia pudo a su vez disfrutar como una puta en celo los placeres del sexo duro y a veces forzado de montártelo con varios a la vez. Yo descubrí en mis propias carnes el placer más placentero de todos. La dilatación anal.

Lidia que aun que disfrutaba como una loca siendo el centro de atención del sexo salvaje aprendió que aun no siendo ella el centro disfrutaba más siendo ella quien impartiera el sexo brutal y/o humillante. Pero esto ya es otro relato…

Le comenté a Lidia todo el placer, todas las sensaciones que había sentido tras meterme a presión ese plug por el culo. Le comenté que me gustaría volver a hacerlo muchas más veces pero que me gustaría hacerlo bien para no hacerme daño.

Lidia como siempre no me defraudó. Investigo conmigo por internet sobre cómo conseguir sexo anal seguro, como introducir objetos, como dilatar con seguridad y no terminar en el hospital con una rotura de culo.

Seguir leyendo el relato porno »

Bookmark and Share